Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Foto: Gobierno de Finlandia.

La primera ministra más joven del mundo: Sanna Marin

Sanna Marin, política de 34 años, es quien lidera la coalición progresista de cinco partidos que gobierna Finlandia.

El nombre de Sanna Marin ha dado la vuelta al mundo en las últimas semanas. Con solo 34 años, esta mujer, que se ha convertido en una de las voces de la igualdad de género en el Foro de Davos, se ha convertido en la primera ministra más joven del mundo. Desde mediados de diciembre lidera el Gobierno de Finlandia, una coalición de centro-izquierda formada por cinco partidos. 

Marin sucede en la jefatura del Gobierno al veterano socialdemócrata Antti Rinne, que se vio obligado a dimitir después de perder la confianza del Partido de Centro, su principal socio de Gobierno, por la forma en la que gestionó una huelga en el servicio postal del país nórdico. Hasta ese momento, Marin era ministra de Transportes y Comunicación.

Pero, ¿cuál es la historia de Sanna Marin? Nacida en Helsinki en 1985, se crió en una familia homoparental, formada por su madre lesbiana y la pareja de esta. Su padre, alcohólico, las había abandonado cuando Sanna tenía solo dos años. Marin ha comentado que esos orígenes han influido en su compromiso por la igualdad, la paridad de género, el feminismo, los derechos humanos y el medio ambiente.

Su exitosa trayectoria política comenzó en Tampere, la tercera ciudad más poblada de Finlandia, situada en la región interior de Pinkarmaa, a donde se trasladó con su familia siendo una niña. Graduada en Administración Pública por la Escuela de Dirección de la Universidad de Tampere, y con un postgrado en Administración, Marin militó desde una edad muy temprana en el SDP y su carrera en el partido ha ido en imparable ascenso durante la última década. En 2010, con solo 25 años, saltó al comité nacional del partido y en 2012 fue elegida concejal del Ayuntamiento de Tempere.

«Vengo de una familia con pocos recursos y no hubiera tenido posibilidad de tener éxito y progresar si no tuviéramos un sólido estado de bienestar y un buen sistema educativo»

Su primer escaño en el Parlamento de Finlandia (Eduskunta) lo consiguió en 2015 y dos años después se convirtió en vicepresidenta del SDP. En medio, tuvo que ocupar diversos trabajos para ayudar a la economía familiar. Por ejemplo, trabajó atendiendo en una panadería. «Vengo de una familia con pocos recursos y yo no hubiera tenido posibilidades de tener éxito y progresar si no tuviéramos un sólido estado de bienestar y un buen sistema educativo», ha asegurado en una entrevista a un medio finlandés.

Madre de una niña de dos años, Emma, y pareja del también político Markus Raikkonen, Marin vive en el tranquilo barrio de Kaleva, a las afueras de Tampere. Como todo millenial, Marin es muy activa en las redes sociales. Cuenta con 140.000 seguidores en Instagram, donde hasta ha subido fotos amamantando a su hija o sacándola de paseo.

Teniendo en cuenta que el 90% de los jefes de Estado y de Gobierno del mundo son hombres, según la ONU, Sanna Marin es una excepción. Pero es que, incluso, está liderando una excepción: los cinco partidos de la coalición de Gobierno de Finlandia (el Partido Socialdemócrata de Finlandia (SDP), el Partido de Centro, de ideología liberal; Los Verdes, la Alianza de Izquierdas y el Partido Popular Sueco (SFP)) están comandados por mujeres y cuatro de ellas tienen menos de 35 años. 

Hay que recordar que Finlandia es el tercer país con más igualdad de género del mundo, según el Informe de Brecha de Género Global 2020, elaborado por el Foro Económico Mundial.

TE PUEDE INTERESAR:

-Sanna Marin, la voz de la igualdad de género en el Foro de Davos

-Solo uno de cada cinco ministros en el mundo es mujer

Implicar a la alta dirección, clave para la integración laboral de mujeres víctimas de violencia de género

Se reduce la brecha de género entre emprendedores

Te interesa

No te pierdas